Sorpresa “made in” un niño de 5 años

Este verano pasado, llegó a la Oficina una familia de turistas:

Yo iba a empezar con mi explicación de la zona, cuando siento algo detrás de mí… era el hijo de 5 años de estos turistas que quería darme un masaje mientras yo les explicaba el destino. Como no aceptaba un “no es necesario, pero muchas gracias” por respuesta, lo subí al mostrador!

Fue increíble la sensación de estar haciendo mi trabajo, explicarles a los turistas la zona, mientras me lo agradecen con un masaje. Ah sí, y al terminar me dio un beso en la mejilla! 😀

¡¡Qué niño más “riquiño”!!

LECCIÓN DEL DÍA: Menos mal que aún quedan padres que educan bien a sus hijos… ya estaba acostumbrada a escuchar lloros, enfados, contestaciones, interrupciones por parte de los críos… hasta que llegó este niño y me dejó ver que todavía hay un rayo de esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s